Una experiencia de dolor y sensualidad

sesion de fotos boudoir y retrato

Hoy no me toca hablar a mi. Hoy lo va a hacer una chica, que por caprichos del Universo nos hemos conocido y conectado.  Conocer su historia y escuchar como la cuenta con entereza y fuerza, hizo que algo se revolviese dentro de mi.  Quería hacerle ver, que a pesar de faltarle un pecho, estaría preciosa. Es fácil decirlo desde el otro lado y sin haberlo sufrido en mis propias carnes. Lo sé.
Por eso su historia tiene que ser leída y visible. Muchas mujeres pasan por el calvario de tener que desprenderse de una parte de su cuerpo para sanarse de una enfermedad o evitar contraerla. Por desgracia cada vez más.

¿ Cuál es mi intención ? Hacer que se olviden por unos instantes de sus problemas y hacerlas sentir hermosas.

En total no hemos pasado ni 24 horas juntas, pero ya la considero como una amiga y un ejemplo a seguir.

Hoy le toca hablar a Itxaso.

sesion de fotos boudoir y retrato sesion de fotos boudoir y retrato

” Desde muy niña he estado muy conectada a la sensualidad, al erotismo y a mi sexualidad. Ha sido una parcela de mi vida a través de la cual, además de disfrutar, ha transcurrido gran parte de la experiencia de encontrarme conmigo misma, interconectar partes de mí, descubrir mi feminidad, mi manera de ser mujer y de expresarlo, y sanar(me) en muchos aspectos.

Hace unos meses, poco antes de ser sometida a una mastectomía profiláctica (preventiva, por ser grupo de alto riesgo), me empezó a rondar la idea de hacerme una sesión de fotos eróticas, con la finalidad de tener un recuerdo de mi cuerpo completo, porque, además, mi pecho era la parte de mi físico que más me gustaba. Pero esa idea se quedó en mera idea. Tras la operación, y sobre todo tras perder el pecho izquierdo (debido a una infección postoperatoria), retomé la idea de hacerme esa sesión de fotos, pero esta vez sin pecho.

sesion de fotos boudoir y retrato

Aunque conozco a algunos fotógrafos y fotógrafas y valoré la posibilidad de pedirles una sesión de este tipo, fue algo que no llegue a poner en marcha, principalmente por inseguridad. Hasta que, de manera mágica, apareció Itziar en mi vida y pusimos en marcha la idea de colaborar ya que, desde el principio, creo que ambas entendimos que nos iba a enriquecer muchísimo.

Desde muy joven he sido capaz de reconocer en mí una parte sexy, que ha convivido, con algunas dificultades, con muchos complejos que me han acompañado siempre (verme gorda, por ejemplo).  Sin embargo, fomentar esa sensualidad es algo que me aporta mucha seguridad y que es parte de mí y de mi poder personal, por lo que una sesión de fotografía boudoir, estando mutilada, suponía atreverme a rescatar una imagen sensual de mí misma que creía haber perdido para siempre. Una cuestión casi vital.

sesion de fotos boudoir y retrato

Tras pasar unos meses muy difíciles de postoperatorio, con la autoestima y el ánimo muy bajos y muy perdida, por fin me he visto con la fuerza y la ilusión para dar este paso.

Acabo de regresar de la sesión de fotos, y no puedo hacer otra cosa que contar que la experiencia ha sido, además de sencilla, muy divertida. Y la comodidad que he sentido ha superado con creces mis expectativas, pero es que tanto Itziar como Alejandra, ¡me han hecho sentirme la mujer más sexy del mundo!

Hacerme fotos mutilada, además de lo explicado, lo siento como una responsabilidad que tengo para con todas las mujeres, porque es preciso que trabajemos por nuestra autoestima y nuestra libertad, sobre todo cuando, como yo durante unos meses, te sientes como un monstruo, deformada y presa en un cuerpo que odias. Tengo la enorme suerte de no tener cáncer, y siento que, desde esta tranquilidad de la que he conseguido gozar, debo aportar, además de a mi propia sanación, a una sanación colectiva. Quiero que nos mostremos al mundo, que no nos escondamos. Quiero que no nos avergoncemos. Quiero que reivindiquemos nuestra femineidad, aun rajadas, rotas y zurcidas. Quiero que nos sintamos sexis. Quiero que nos sintamos, por fin, completas.

sesion de fotos boudoir y retrato

Si mi hermana estuviera aquí, sé que hubiera competido conmigo por ver quien se quedaba antes en bragas delante de la cámara. Gracias Rakel, fuiste una gran hermana. “

sesion de fotos boudoir y retrato sesion de fotos boudoir y retrato sesion de fotos boudoir y retrato sesion de fotos boudoir y retrato sesion de fotos boudoir y retrato sesion de fotos boudoir y retratosesion de fotos boudoir y retrato sesion de fotos boudoir y retrato sesion de fotos boudoir y retrato sesion de fotos boudoir y retrato sesion de fotos boudoir y retrato sesion de fotos boudoir y retrato sesion de fotos boudoir y retrato

Maquillaje Profesional : Alejandra Pérez

Texto : Itxaso